El principal requisito para ser donador en vida es el querer serlo, es decir, libre de coacción y a libre elección, aunado a esto la persona que desee donar debe ser mayor de edad y estar sano


No es regla el que sea familiar, puede ser algún amigo, incluso hay casos en que el donador es el llamado "buen samaritano" quien es aquella persona que sin conocer al receptor decide donar solo por buena fe


En la donación siempre se extreman precauciones al máximo al paciente desde que se realiza el protocolo de estudio hasta en el seguimiento, de esta manera cuidamos que el donador no altere su calidad de vida y siga siendo una persona sana con un riñón sin complicaciones derivadas de la donación


Hay varios estudios de seguimiento a largo plazo hechos a donadores, donde se concluye que el paciente que donó no modifica su calidad, ni su esperanza de vida, incluso manteniendo un estilo de vida adecuado llega en optimas condiciones a su vejez


La cirugía de donación se realiza de manera minuciosa, cuidando cada detalle con el fin de evitar al máximo las complicaciones en el paciente y así mismo obtener un riñón optimo para que funcione de manera adecuada en el receptor. 


Nuestro equipo urológico y anestésico cuenta con basta experiencia en el área, con ello nuestro paciente queda en excelentes manos que siempre estará al pendiente de que el proceso quirúrgico vaya de la mejor manera!

#DonaVida

¿Cuáles son los riesgos que asume el donante vivo de un riñón?

Como cualquier otra intervención quirúrgica, esta cirugía conlleva un riesgo asociado. La tasa de mortalidad está estimada alrededor del 0,03%. Las complicaciones que pueden conducir al fallecimiento del donante son: la hemorragia, la embolia pulmonar, el daño intestinal y el ataque al corazón. 

Estas complicaciones aparecen en aproximadamente un 0,5- 2% de los casos aunque no siempre con fatales consecuencias.

Existen otras complicaciones menos peligrosas pero más frecuentes en su presentación (5-10% de los casos) que incluyen: infección del tracto urinario, infección de la herida, neumonía, daños en el sistema nervioso, problemas psicológicos, depresión, dolor postoperatorio severo, trombosis venosa, reacciones alérgicas, problemas de corazón, diarrea, hernia y alteraciones hepáticas menores. 

El dolor post-quirúrgico es la complicación más común.

Con el fin de proteger al máximo al donante, habitualmente se aplican medidas de prevención de dichas complicaciones y se tratan lo más rápidamente posible si suceden.


(Living donor observatory)  




CLINICA DEL DONADOR

Contamos con la clínica del donador, en la cual se le da seguimiento al paciente que ha decidido ser donador en vida para dar esperanza y nueva oportunidad a quien recibió su riñón; en esta clínica nos encargamos del seguimiento posterior a la donación con un equipo multidisciplinario, todo ello con el fin de cuidar del activo mas valioso del trasplante... el donador!


En nuestra clínica puedes resolver dudas, así como aprender a cuidar tu riñón, no dudes en llamarnos, será un placer saber de ti, nuestro héroe!